Diseño

Liberen el trazo, Chop Suey

Ana Cristina Esparza, conocida como Chop Suey es una ilustradora sinaloense que actualmente vive en Guadalajara. Junto con María Ruiz, presentó el libro ilustrado No se vale ser mujer, en Vértigo Galería (CDMX) en 2014, ha estado presente en la FIL e impartido diferentes pláticas y talleres. Sus últimos trabajos se enfocan al activismo, utilizando sobre todo las técnicas de trazo libre y acuarela para crear ilustraciones que acerquen a la gente con ideas que promuevan un cambio social. Para Chop Suey, pintar con acuarela es un momento muy personal, diferente a lo mecánico del trabajo digital, por lo que alimenta su conexión mano-cerebro dibujando “monitas” en diferentes situaciones que habitan un mundo lleno de comida, inclusión y naturalidad.

 

 

Actualmente Chop Suey experimenta con pigmentos naturales como una forma de reinventar su proceso de ilustración, mismo que ha recibido la influencia de ilustradoras de países como Argentina, Perú y de Chile, en especial.

¿Qué es lo que encuentras en esta corriente de ilustración latinoamericana que sigues últimamente? Creo que es un trazo mucho más libre, sin pretensiones. Hay mucha gente que no lo disfruta porque le gusta algo más estructurado, a mí me gusta esa libertad que tienen, cuentan más información, es algo de lo que la gente puede aprender y eso para mí vale más.

A veces tocas temas que no son digeribles para todo mundo, ¿cuál es la importancia de hablar sobre temas “tabú”? Creo que la gente no se anima a hablar, pero que tiene dudas, al momento de tener dudas sin resolver, se frustra, y eso genera enojo, intolerancia, un montón de cosas negativas. El tabú se va quitando mientras hables más del tema, mientras se quiten esos prejuicios de la cabeza, para mí sí es muy importante. Creo que empecé con eso con el tema de la menstruación y con eso he logrado que muchos hombres se animen a hablar del tema y que no lo vean como algo asqueroso, al contario es algo natural, es algo que… bueno, si no existiera eso, no vives, ¿sabes? Hay que acelerar esos espacios para que la gente pregunte y se sienta libre de expresar dudas

¿Qué me cuentas sobre el proyecto Cabezas de Gallo? En ese proyecto somos tres: Carlos Espinoza, Manuel Setina y yo, ellos me invitaron a hacer Cabezas de Gallo y es de las colaboraciones que más me gusta porque es el humor que tenemos los tres, siempre hemos dicho: no vamos a pedir disculpas por nada. Es muy diferente a lo que ilustro, con un humor que mucha gente no conoce y a lo mejor las ilustraciones que ven, más tierna o bonitas se pierden de esta parte tan oscura.

¿Qué opinas de las plataformas para distribuir tu trabajo? Hay un lugar que se llama Ricos Jugos, que apoya con venta de ilustraciones, pero también enfocado al fanzine, creo que estos espacios dan oportunidad para que mucha gente lo conozca y empiece a ver que hay otros modos, que no son nada más prints y calcas, que hay mucha materia ilustrada y puedes hacer muchas cosas.

Tags:

Deja un comentario