Visual

Aldo Hernández / Un clavado a la esencia de las personas

 

Aldo Hernández es un joven que se ha dedicado al retrato desde hace un tiempo, de su pluma han surgido imágenes que se vieron expuestas en ‘Khroma’ (Sala de Arte Joven, Culiacán), así como retratos propios del realismo o retratos creativos. Hablamos con él sobre sus dibujos y lo que busca plasmar en ellos.

Lo primero que empecé a dibujar fueron rostros. Siempre fui de estar buscando en internet pinturas, dibujos, videos de cómo dibujar un rostro”, comenta sobre su gusto por el retrato, y recuerda escenas de cuando era pequeño, él y su padre frente a murales de Diego Rivera o de Orozco, sus primeros acercamientos con la plástica.

Desde hace más de dos años, Aldo ha sido alumno del artista Miguel Ángel Sainz, quien se especializa en hiperrealismo y con quien ha aprendido sobre el retrato. Por otra parte, realiza trabajos por encargo a través de una tienda local.

Con su dibujo, Aldo busca rescatar esas primeras impresiones que las personas le causan, sobre todo cuando la luz y más elementos se ha conjugado para transmitir algo peculiar que capta su atención. “Lo que busco generalmente es que puedas ver el retrato de esa persona y entiendas cómo es, ya sea por color, forma, proporción… es últimamente lo que busco plasmar y lo que me gusta del retrato”, Aldo Hernández.

Aldo ha practicado la técnica del realismo, utilizando sobre todo la pluma para dotar su obra con claroscuros intensos que retoma del barroco.

“Me gusta mucho la fotografía, me fijo en la luz, la sombra, en la figura humana… Busco qué me gusta. En su momento me gustaba buscar el trabajo de tal fotógrafo y hacer un dibujo de eso, metía una idea mía, un estilo. De hace poco tiempo a acá, lo hago con fotos mías, fotos que veo o si me agrada cómo alguien se ve, tomo la foto y de ahí saco la idea.” Aldo Hernández

Dibujar escenas significativas para las personas parece crear un lazo entre el retratista y el retratado, a través de la tienda para la cual realiza encargos, Aldo tuvo la oportunidad de hacer el retrato del reconocido actor John Wayne junto a su hijo en un set de filmación.

“Cuando mi papá vio la foto del dibujo, me dijo ‘ese señor es John Wayne’, yo no tenía idea de ese señor, es un ícono de las películas de vaqueros de los años 50’, era el vaquero más conocido de Estados Unidos. Yo no sabía que era súper famoso, y quien encargó el dibujo me dijo que era para el hijo de John Wayne”, contó.

Recientemente, Aldo se ha dedicado a plasmar la esencia de las personas a través del retrato creativo, por lo que experimenta con plumas de colores y técnicas mixtas. De esta manera, sus trabajos pueden ser muy fieles a la realidad, o parecer salidos de un mundo que se ha desfragmentado y que deriva en superposiciones o juegos de colores y perspectiva.

A veces sí busco utilizar otros elementos, por ejemplo, en una técnica mixta, si hago técnica con pluma y voy a meter pintura, digo: voy a meter a un animal. Me gusta jugar con eso, que, si va a ser un retrato, combinar cosas que físicamente no puedes ver, conocer.” Aldo Hernández

A pesar de que el retrato es lo que más domina, constantemente prueba otras formas y formatos, como pintar el muro del taller de arte o dibujar portadas para singles disponibles en streaming, como los que hizo para Coco. “Con No signal quise experimentar con la técnica, aún no había dibujado con plumas de colores y ahí traté de sacar realismo con plumas de colores. Es una foto que tenía guardada de mi galería de fotos del celular, encontré ésa, la edité para que me gustaran los colores y la dibujé”.

Para Aldo Hernández es importante desarrollar la técnica y la autenticidad en el discurso, “no pintar o hablar sobre un tema por impulso”, así como desarrollar habilidades. “Considero que lo académico debe persistir, que tú como artista sepas lo que estás haciendo. Si hago realismo y voy a dibujar un vaso de café feo, que sea algo que se quiere representar con eso, porque saben que puedo hacerlo de otra manera”, menciona, a pesar de que no se considera artista. Admira el trabajo de Víctor Rodríguez y Juan Francisco Casas, algo que lo motiva a seguir pintando.

Aldo actualmente cursa la carrera en Diseño Industrial a la par de su trabajo de retrato. Con 19 años, Aldo es un talento joven y creemos que pronto tendremos mucho más qué ver de él. Te dejamos sus redes.

 

Sígue a Timbre en Facebook e Instagram y entérate de más proyectos
Tags:

Deja un comentario