CiudadVisual

“Transformando la Colonia”, nuevos murales en Vallado Viejo

Desde hace siete meses, en la colonia Vallado Viejo, un grupo de personas trabajan para dar más vida a un espacio que ha quedado enfrascado entre avenidas y subterráneos, en medio de la ciudad de Culiacán.

Vallado Viejo es una colonia pequeña, llena de pasadizos y calles confusas. Supe que había llegado al lugar indicado cuando vi una pared con la imagen de El Principito rodeado de flores y observando la galaxia. Las muralistas Carolina Cruz, Elsa Aréchiga, Olga Sharey, Karla Cuevas y Ana Arista daban las últimas pinceladas a los muros que habían comenzado semanas. Era domingo temprano y algunos niños estaban en el lugar, esperando el momento en el que se oficialmente se terminaran los murales que ellos habían ayudado a pintar y jugando en el patio de lo que ahora funciona como su salón de asesorías en Vallado Viejo.

Después de ir casa por casa a buscar a los niños que habían colaborado, niños y artistas se reunieron para pintar su mano en el muro, como una forma de clausurar el nuevo salón de clases de la colonia, donde desde hace dos semanas reciben asesorías de español, matemáticas, inglés, clases de educación física y catecismo.

Las escenas de cuentos o imágenes fantásticas que adornan el espacio son una forma de cambiar la idea de que esa colonia es “la peor de las colonias, la más fea”, que mencionaban algunos niños. “Yo dibujé flores, algo que fuera bonito para ellos, que hablara sobre la vida, que es bonita y que a veces es difícil también”, comentó Olga Sharey sobre la escena de El Principito afrontando la inmensidad del cosmos.

Esa intervención es sólo uno de los cambios que ha tenido la colonia gracias a la iniciativa de Alba Elena Cossío Encinas, quien, con actividades de títeres, cine en tu colonia y el programa de deportes “Pásala”, se ha encargado de reunir a las personas indicadas para transformar el barrio desde hace siete meses.

Alba Cossío conoció a Ana Arista durante las actividades de Ciudad Mural Culiacán. “Yo iba por la Bravo y voy encontrando a Ana Arista, que estaban pintando un mural, me paro y le explico el proyecto, le digo: ¿qué te parece si vas y pintas? Cuál fue mi sorpresa que, si yo a ella la vi el jueves, el domingo yo aquí la tenía, desde ese momento –noviembre- no han dejado de venir”, cuenta. A partir de entonces, se pintaron las bardas de la cancha de la colonia (un espacio que también fue acondicionado con ayuda de Ayuntamiento) con pintura donada por Comex.

A lo que Alba Cossío llama “Transformando la Colonia” se han sumado también universidades, las cuales apoyan con asesorías (Universidad Tecnológica de Culiacán, Tec de Monterrey, UAS) e intervención de muros.

“Dentro de la arquitectura hay un área que se llama psicología ambiental, en esta área lo que haces es que apropias el lugar con algunos métodos, entre ellos, los símbolos, que son los murales.” Comenta Ericka Grisel Franco, profesora de arquitectura de la UAD, sobre la microplaneación participativa y las formas de volver propio un lugar público.

Alumnos de arquitectura, UAD

Los murales

Junto con la ayuda de los niños, en el salón de asesorías se pintaron murales que ilustran escenas de cuentos, que hacen alusión a la imaginación y a formas de ver la vida.

El cabello azul de la mujer que dibujó Carolina Cruz es una escalera por la que tres niños escalan durante el atardecer. Pensamientos e imágenes sobrevuelan la cabellera enmarañada de una joven que parece preguntarse muchas cosas en el muro de Elsa Aréchiga. La escena de la novela corta El Principito, de Saint-Exupéry, muestra lo agridulce de la vida. El astronauta de Karla Cuevas también se encuentra en el espacio y surgió de una frase que habla de no temer a nada. Por su parte, Ana Arista rindió un homenaje a los árboles sacrificados para que sobre las hojas podamos escribir historias.

“Transformando la colonia”

Para Alba Cossío, las actividades que se han llevado a cabo en Vallado Viejo han sido posible gracias al apoyo de muchas personas que han creído en su idea, entre ellos menciona a sus amigas, Ayuntamiento, Comex, Tec de Monterrey, Universidad Tecnológica, Universidad de Durango, Colectivo Tomate y personas de la Iglesia del Señor de los Milagros. “Quiero dar las gracias a todas las personas que han estado con nosotros. Los invitamos a que, si algún día llego a su empresa, que crean en el proyecto”, comenta entre risas.

 

Síguenos en Facebook e Instagram y entérate de lo que está sucediendo
Tags:

Deja un comentario